De un tiempo a esta parte es habitual escuchar las maravillas del Modelo Getting Things Done, más conocido como Modelo GTD pero… ¿qué es realmente?

El Modelo GTD es un método usado para gestionar eficazmente tanto las tareas profesionales como las personales, algo que podría traducirse como “Haz las cosas de eficazmente”. Su creador David Allen, es un consultor e instructor de productividad americano que presentó esta idea al mundo en 2001.

Pero vayamos al grano, ¿cómo funciona? Para que el método sea eficaz el individuo debe almacenar una lista de tareas pendientes en un lugar externo llamado Inbox o Tareas Pendientes, que puede ser una aplicación, una libreta o en nuestro caso y más práctico, una mini carpeta.

Al hacer esto liberamos a nuestra mente de la preocupación de olvidar alguna de estas tareas y podemos concentrar nuestros esfuerzos en ejecutarlas de forma eficiente.

Lo importante es seguir estas fases estrictamente ordenadas:

  1. Recopilar
  2. Procesar
  3. Organizar
  4. Revisar

Recopilar: En esta fase debemos sacar todas las tareas de nuestra mente y almacenarlas todas en nuestro Inbox.

Procesar: en este segundo paso procesaremos cuáles son las tareas pendientes y su orden de prioridad siguiendo estos pasos:

 

Modelo GTD

Organizar: Consiste en asignar una de las siguientes carpetas a las tareas que necesitan que les apliquemos una acción para ser realizadas.

  • Próximo: incluimos las tareas que deben realizarse cuanto antes. Ejemplo: “Informe para la reunión de mañana”.
  • Proyecto: incluimos las tareas que implican realizar más de una acción.
  • En espera: incluimos las tareas que implican más de una acción (son las tareas que necesitan de otra persona para ser finalizadas).
  • Algún día: incluimos las tareas que debemos hacer pero no son prioritarias.

Revisar: En una fase fundamental para que el Modelo GTD funcione con éxito y debe hacer al menos na vez al día. Consiste en eliminar las tareas que ya hemos realizado y reorganizar las tareas cuando nuestra prioridades hayan cambiado.

Al principio puede parecer complicado pero no lo es. Una vez que comienzas a trabajar con este método notarás que tu productividad aumenta y sobre todo, que tu trabajo es de mejor calidad. ¿Te animas a probar? Hazte con nuestro Modelo GTD ecológico en nuestra tienda online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *