Hoy profundizaremos más en la aplicación del Design Thinking al mundo empresarial, una metodología clave para visualizar objetivos y diseñar las estrategias adecuadas.

En nuestro anterior post ya te introdujimos el concepto de Design Thinking, junto con sus nociones básicas. Design Thinking es pensamiento de diseño, pensar diseñando, transformando los procesos mentales en formas y colores, teniendo en cuenta relaciones y estructuras.

–> ¿Aún no has leído nuestra introducción sobre la metodología del Design Thinking? Familiarízate con esta nueva manera de idear aquí:

La principal finalidad que persigue el Design Thinking es la generar ideas innovadoras y creativas, esas que quizá no se nos ocurrirían de forma fácil y automática por más que nos esforzáramos.

¿Por qué? Debido a que en muchas ocasiones, al reflexionar sobre un tema solemos realizar los mismos procesos mentales y avanzar por los mismos caminos: el Design Thinking pretende llegar a conclusiones interesantes explorando caminos paralelos.

El método Design Thinking puede ser aprovechado por una gran variedad de personas. Todas ellas tendrán algo en común: el fin de encontrar ideas o soluciones diferentes. Los grupos que suelen recurrir a esta metodología son los siguientes:

  • Trabajadores de áreas como Periodismo, Comunicación, Diseño, Marketing, Organización de Eventos, Fotografía y un largo etcétera. El Design Thinking ayuda a estas personas cuya labor profesional se basa en la creatividad y en la búsqueda de nuevas ideas.
  • Artistas como músicos, pintores o escritores, para desarrollar su proceso artístico-creativo y no quedarse anclados.
  • Trabajadores de agencias creativas y consultoras, con el fin de desarrollar proyectos interesantes y fuera de lo común para sus diferentes clientes, atendiendo a sus necesidades y características.
  • Directivos de una gran variedad de ámbitos profesionales, incluso aquellos no relacionados con el marketing y la creatividad. Este método les permite gestionar de manera innovadora sus equipos, llegar a nuevas soluciones y transmitir inventiva a sus compañeros.
  • Emprendedores que, para encontrar ideas empresariales novedosas o bien nuevas formas de desarrollar un negocio en un mercado saturado, acuden al método Design Thinking.
  • Profesores de escuelas infantiles, colegios, institutos, universidades y diversos centros de enseñanza; tanto de asignaturas obligatorias, como complementarias.

Como ves, un gran número de personas pueden verse beneficiadas gracias a aplicar los postulados que propone el método Design Thinking, en concreto, muchos profesionales que trabajan día a día con su imaginación y cuya creatividad puede verse estancada en algunos periodos.

¿Cómo ayuda el método Design Thinking a las empresas?

Si diriges una empresa, un equipo o eres emprendedor, te interesa conocer todas las posibilidades que brinda este sistema. ¡Atento a todas sus aplicaciones! Pequeñas y medianas compañías de todo el mundo y grandes como Apple, Google o Inditex ya lo emplean con diferentes objetivos y grandes resultados.

  • Encontrar ideas de negocio originales.
  • Desarrollar ideas de negocio insertas en mercados saturados.
  • Encontrar modelos de negocio poco convencionales.
  • Buscar las mejores soluciones para satisfacer al público o clientela.
  • Potenciar la inventiva a la hora de promocionar o vender un producto o servicio.
  • Desarrollar o mejorar productos o servicios de manera innovadora.
  • Mejorar procesos.
  • Crear contenidos escritos o multimedia, informativos, de entretenimiento o publicitarios.
  • Gestionar equipos en sectores creativos o de consultoría.

En definitiva, todos aquellos aspectos relativos al mundo empresarial y que requieran novedad e innovación pueden potenciarse y desarrollarse enormemente gracias al método Design Thinking.

Existen una gran cantidad de técnicas dependientes de esta metodología, como los mapas mentales, el customer journey, el tool kit o la interacción constructiva. Todas estas técnicas pueden organizarse en sus principales fines: empatizar, definir, idear, prototipar y testear.

Todas las personas, equipos y empresas pueden acudir al método Design Thinking. Además, existen agencias y consultoras creativas especializadas en esa metodología y sus distintas aplicaciones y posibilidades.

¿Lo implementamos juntos para potenciar tu empresa?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *