Hoy abarcaremos el concepto de la indagación apreciativa y las distintas características de la metodología.

La indagación apreciativa es un proceso de desarrollo organizacional que involucra a las personas de una entidad. Tiene el claro objetivo de renovarla y centrarse en la performance por medio de las personas.

Se trata, por tanto, de una metodología que facilita la transformación, desarrolla las fortalezas convirtiéndolas en hábitos, impulsa el crecimiento, la ilusión y la motivación de los empleados.

Muchos expertos la definen como una forma de transformar los recursos humanos, extrayendo de los mismos un gran potencial, siempre desde su vertiente más positiva.

La indagación apreciativa trabaja potenciando las fortalezas de estos recursos humanos, así como en la construcción de capacidades. Nos lleva a realizar transformaciones por una imagen compartida positiva y vívida que representa nuestros deseos.

Es también una aproximación revolucionaria al cambio estratégico y crecimiento sostenible de las empresas.
 Para ser realmente efectivo, el cambio requiere velocidad, ejecución definida y acuerdo a todos los niveles. La indagación apreciativa alcanza esto involucrando a todos los grupos de interés de forma conjunta en el proceso de toma de decisiones.

Gracias a su modo de indagación, desafía todo el sistema para multiplicar el potencial positivo para el cambio cultural, la planificación estratégica, el desarrollo del liderazgo, las alianzas, la construcción de equipos, desarrollo de comunidades y cambio integral del sistema.

Se basa primordialmente en la búsqueda colaborativa focalizada en el núcleo positivo de una organización, grupo o sistema. Con la indagación apreciativa se estudia, descubre, selecciona y enfatiza lo que da vigor, y es el pilar de la existencia de la organización.

Procesos de la indagación apreciativa

  1. Descubrimiento.

Se trata de identificar aquellos procesos que funcionan bien.

  1. Sueño.

Se trata de visualizar los procesos que funcionarán bien en el futuro.

  1. Diseño.

Se trata de planificar y priorizar aquellos procesos que pueden dar buenos resultados.

  1. Destino

Es la implementación de las opciones propuestas.

Objetivos de la indagación apreciativa

Los principales objetivos que persigue esta metodología son los siguientes:

  • Conocer lo que funciona bien en una organización.
  • Potenciar las buenas prácticas para seguir alcanzando buenos resultados.
  • Intentar corregir aquello que no funciona.
  • Buscar ocasiones excepcionales de performance.
  • Reconocer la contribución de los individuos.
  • Incrementar su confianza y alineamiento organizacional.

En conclusión, la indagación apreciativa ofrece una filosofía de vida, una manera de ver la vida y una actitud hacia la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *