Cómo motivar a los empleados tras casi un año de pandemia se ha convertido en el objetivo de muchas marcas y empresas, que ven cómo sus empleados se encuentran hastiados y poco motivados. ¿La solución? Tendrás que seguir leyendo.

Lo cierto es que cuando la Covid irrumpió en nuestras vidas, nunca pensamos que la situación durara tanto tiempo. Confinamiento, restricciones… Nuestro estilo de vida ha cambiado por completo y eso, ha pasado factura.

No es de extrañar que casi un año después de que esta situación comenzara, muchas personas se estén viendo afectadas anímicamente por la situación. Trabajar desde casa se ha convertido en un reto ya sea por falta de motivación o concentración o las carencias de no socializar con los compañeros.

¿Qué hacer para que esto no ocurra?

Es complicado dar una respuesta exacta o 100% efectiva a cómo motivar en este momento, pero sí hay varios tips o rutinas que pueden mejorar notablemente la situación.

Así que si estás a cargo de la gestión de equipos y tu objetivo es que estos sigan motivados y productivos, muy atento a las siguientes líneas.

Lo primero es evitar la sensación de aislamiento y mantener el sentimiento de cercanía y reconocimiento; en estos tres puntos está la clave.

Para que esto ocurra es fundamental establecer rutinas de comunicación tanto individuales como colectivas. Las video llamadas son perfectas para mantener esta conexión. Aprovecharlas para estructurar tareas y organizar tiempos es lo ideal.

Si buscamos la perfección, lo ideal sería encontrar un equilibrio entre la falta de comunicación y el control excesivo, ya que si algo nos ha enseñado el teletrabajo, es la importancia de las relaciones de confianza.

Pero la pregunta es: ¿Se puede mantener el apego a la empresa en la distancia durante tanto tiempo?

Es complicado, pero para que el trabajo en remoto funcione, es clave que la persona se sienta valorada y reconocida por su aportación dentro del equipo. Igualmente, este punto es clave aunque el trabajo sea presencial.

En el caso de las compañías que han vuelto al trabajo presencial, lo ideal es una vuelta gradual. El reencuentro tras tantos meses fuera del sitio habitual de trabajo tiene que ser positivo y prudente.

Porque no podemos negarlo, volver no indica aún “normalidad”; el riesgo continúa y las medidas y protocolos estrictos nos siguen manteniendo en un estado emocional atípico.

¿Qué están haciendo algunas empresas?

La mayoría de las compañías están apostando por un modelo de trabajo híbrido, en el que se puede trabajar en la oficina durante una parte de la jornada laboral y el resto del trabajo se realiza desde casa.

De esta forma, se encuentra un equilibrio entre vida laboral y personal, algo muy valorado en estos tiempos y que influye directamente, tanto en el estado de ánimo de los empleados, como en el rendimiento de estos.

Pero sin duda, lo que más echan en falta los equipos son los espacios de relaciones extra profesionales; esos momentos de desconexión con los compañeros que tan necesarios son para encontrar sinergias.

Sin embargo, las circunstancias a penas lo permiten, por lo que lo ideal es hacer hincapié en pequeñas reuniones donde haya un encuentro físico del grupo, manteniendo las medidas de seguridad correspondientes.

Sea como fuere, los tiempos han cambiado y no queda más remedio que adaptarnos a ellos y encontrar la mejor forma de cómo motivar para encontrarnos sanos física y mentalmente.

No hay que olvidar que gran parte de nuestro día lo pasamos trabajando, y encontrarnos cómodos y reconocidos en él ayuda a encontrar una óptima calidad de vida.

Si tu grupo de trabajo se encuentra desmotivado y escaso de ideas y creatividad, siempre puedes encontrar el impulso de las formaciones. Donde personal especializado tiene gran experiencia en cómo motivar al grupo. Echa un vistazo a nuestros talleres y si es necesario, contacta con nosotros.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *