Si cuentas con una empresa o  lideras un equipo, entonces estamos convencidos de que valoras el trabajo y dedicación de tus empleados, y te preocupa su estado emocional.

De hecho, el estado emocional y mental de tus empleados no solo les atañe a ellos, sino al futuro de la empresa: numerosos estudios relacionan la felicidad de los trabajadores con una mayor energía, dinamismo y adaptación a los cambios.

¿En qué se traduce esto? En un aumento de la productividad en hasta un 88%, según la consultora Crecimiento Sustentante. Veamos a continuación las razones:

  1. La felicidad es el combustible de la motivación. Una persona que se siente a gusto con su situación personal y profesional, que además conoce su potencial, tiene la fuerza y las ganas de manejarlo, controla los riesgos y la toma de decisiones.
  2. La felicidad impulsa el talento que cada persona tiene dentro de sí mismo. La actitud cómoda y relajada en el trabajo permite que el talento natural fluya.
  3. Un trabajador feliz presenta una mentalidad más abierta y dispuesta con sus compañeros y superiores, facilitando una mejor adaptación a su equipo.
  4. ¿Cómo no? La felicidad y el estado de ánimo tranquilo y seguro de sí mismo favorece la creatividad, innovación y agilidad mental.
  5. Los trabajadores felices se adaptan mejor a los cambios, son más receptivos ante ellos e incluso pueden terminar siendo prescriptores de los mismos.
  6. Los expertos sostienen que los trabajadores felices y cómodos suelen ser menos propensos a equivocarse porque piensan menos en los errores y esto les ayuda a no cometerlos. Además, sienten menos estrés y presión, que a menudo contribuyen a las equivocaciones.
  7. Los trabajadores felices en lugar de crear o suponer problemas, los resuelven, ya que queda despejada la frustración que suele dificultar los razonamientos necesarios para la resolución de problemas y la toma de decisiones.

Como ves, cuando tus empleados se sienten felices tanto dentro como fuera de su puesto de trabajo, ocurren cosas maravillosas tanto para tu empresa como para ellos. 

Sin embargo, como sabemos, es muy difícil que todos los miembros de una plantilla compartan el mismo nivel de felicidad y comodidad respecto a su trabajo. Como sus superiores, ¿qué podemos aconsejarles para que recuperen la felicidad y motivación?

  1. Aconseja a tus equipos que mantengan una actitud positiva, esto les ayudará a lidiar con situaciones complicadas y a estar motivados hacia los objetivos.
  2. Recalca la importancia de las metas: tenerlas identificadas ayuda a alcanzarlas con facilidad y a no perder la motivación.
  3. Recomienda a tus empleados actualizar conocimientos y habilidades o facilita esta actividad. De este modo, se mantendrán al día y recuperarán la ilusión en su trabajo, sabiéndose mejor preparados.
  4. Aconseja que ahorren energía rodeándose de personas positivas y realizando actividades en su tiempo libre que les apasionen.
  5. Incítales a reconocer sus propios éxitos: esto les reafirmará como valiosos y buenos en lo que hacen, clave para sentirse felices, cómodos y motivados en el trabajo.
  6. Recomiéndales meditar o hablar con ellos mismos para alcanzar la paz mental, resolver los problemas internos, potenciar la fuerza interior y prepararse para nuevos desafíos.

Todo director o líder debe poder ser capaz de transmitir estos consejos a sus equipos de forma sencilla, sin embargo, cada empleado tiene su circunstancia, por lo que a veces dichos mensajes pueden resultar demasiado generales y poco efectivos.

Por ello, para que el mensaje cale mejor, es muy recomendable contar con la ayuda de talleres y viveros impartidos por profesionales. ¿Conoces los distintos talleres que el equipo de Plan de Acción lleva realizando en medianas y grandes empresas durante más de 25 años? Descúbrelos aquí y saca el máximo partido a los empleados de tu empresa.  

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *