En este post te hablamos del coaching y te revelamos algunos detalles que puede que no conozcas sobre esta importante disciplina.

¿Qué es el coaching? Seguro que has oído hablar de este término miles de veces. No descartamos que en alguna ocasión incluso lo hayas visto asociado a ciertas connotaciones negativas, pero nada más lejos de la realidad.

Antes de nada, te presentemos la terminología básica:

El coaching es una relación profesional continuada en el tiempo, que ayuda a obtener grandes resultados en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas. Se trata de una disciplina en la que el cliente desarrolla diversas capacidades y profundiza en su conocimiento, mejorando así su rendimiento.

El coach o “entrenador” es aquel que acompaña en su aprendizaje y perfeccionamiento a la persona tutelada. El trabajo del coach es estimular y facilitar a través de una metodología científica, válida y fiable la autorreflexión del coachee de manera que diseñe y se comprometa a un plan de acción fruto de la sinergia del trabajo de ambos.

El coachee o pupilo es la persona a la que se le aplica esta práctica. El coachee no debe recibir las soluciones del coach, sino que debe aprender por sí mismo; el coach es un facilitador.

Ya nos hemos puesto al día, ahora, te vamos a dar detalles interesantes y curiosos que quizá no conozcas sobre el coaching.

  1. Parecidos con el mentoring

Se asemeja con el mentoring en que ambas estrategias:

  • Tienen como objetivo el desarrollo potencial de los interesados.
  • Se centran en la puesta en práctica de conocimientos ya existentes y en la adquisición de nuevas habilidades.
  • Se ejecutan a partir de un plan de acción y suelen estructurarse por tareas,
  1. Diferencias con el mentoring
  • Mientras que el coaching puede estar dirigido a profesionales individuales, el mentoring también puede estar destinado a grupos o equipos.
  • El coaching siempre es un proceso regulado y formal, a diferencia del mentoring que puede ser informal o más libre.
  • El coaching puede beneficiar a empleados de todo tipo de rangos, por otro lado, el mentoring se destina de forma exclusiva a profesionales de alto potencial y con altos rangos.
  1. Duración

Cada proceso de coaching es distinto y particular. De forma general y aconsejable para obtener los resultados esperados, el proceso suele durar desde un mes y medio hasta seis meses, pudiéndose extender hasta doce meses. Por otro lado, cada sesión durará entre 60 y 90 minutos.

  1. Método

Se suele basar en el método socrático o mayéutica. ¿Qué quiere decir esto? Que se articula a partir del diálogo y formulación de preguntas por parte del coach al coachee.

Las preguntas son una parte vital del proceso, estimulan la imaginación y conocimientos del coachee, le incitan a tomar decisiones, lo que le lleva a interiorizar de forma muy efectiva todas las enseñanzas y habilidades.

  1. Código deontológico

Las prácticas que realizan los coaches siempre se rigen por un código profesional. En este, se especifica que el coach debe mantener total confidencialidad sobre cualquier tema de la empresa o actuación del proceso.

El código deontológico que se sigue es el de ICF, es decir, la International Coach Federation. Consta de un juramento de ética profesional y de una serie de normas muy estrictas que deben seguir para asegurar la profesionalidad y la buena conducta, así como para garantizar unos buenos resultados.

¿Conocías estos datos acerca del coaching y sus procesos? ¡Te seguiremos contando mucho más sobre todas las cuestiones que abarcamos en Plan de Acción!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *