Design Thinking es tener un pensamiento de diseño para poder analizar algo tal y como lo haría un diseñador con el fin de encontrar una solución innovadora. Por si no te queda del todo claro, a continuación te contamos todos los detalles sobre este innovador método de trabajo.

Este método que permite generar ideas de forma que, primero entiende las necesidades reales de los usuarios y posteriormente logra dar una solución innovadora a estas. Está diseñado para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocio puede convertir en valor para el cliente. Esta metodología se basa en la colocación del usuario en el centro de la solución.

Sus características diferenciales son:

  • Empatía. Entender necesidades, problemas y deseos de los usuarios implicados en la solución que estamos buscando. Siempre es vital la interacción con los usuarios a la vez que satisfacer las necesidades.
  • Trabajo en equipo. Pone en valor la capacidad de cada individuo para aportar valor diferencial al proyecto.
  • Generación de prototipos. Defiende la idea de ser validada antes de asumirla como correcta.
  • Lúdico. Se promueve en un ambiente distendido, disfrutando de la realización de los proyectos, dando rienda suelta a la imaginación.
  • Contenido visual. Potenciando y trabajando la creatividad y analítica.

 

Este método nos permite ofrecer una solución a un problema descomponiéndolo en pequeñas partes y analizando  sus límites. Se compone de 5 etapas y no es lineal, lo que permite volver hacia atrás en cualquier momento. Es esencial empezar recolectando gran cantidad de información y generando contenido que aumentará según avanza el proyecto para definir la solución entorno a los objetivos marcados por el equipo.

  1. Entender y observar el problema. El proceso comienza empatizandocon los usuarios implicados en la solución del problema entendiendo sus necesidades para generar soluciones consecuentes.
  2. Definir reto a resolver. Una vez recopilada la información en la etapa anterior hay que hacer criba y seleccionar aquella que aporta valor a la solución.
  3. Idear explorar soluciones. En esta etapa se pretende generar la mayor cantidad de opciones posibles. Las actividades llevadas a cabo en esta etapa están pensadas para ampliar el pensamiento y poner fin a los juicios de valor.
  4. Hacer prototipos. En esta etapa las ideas se hacen realidad, los prototipos hacen palpables las ideas y nos permite visualizar las soluciones.
  5. Testar soluciones. En esta fase probamos los prototipos con los usuarios implicados en la solución que estamos desarrollando. Nos ayuda a visualizar errores o carencias, y evolucionar la idea hasta convertirla en la solución final.

Para comenzar a utilizar esta metodología es conveniente preparar anteriormente estos puntos:

  • Se requiere la utilización de materiales y herramientas sencillos y al alcance de todos. Rotuladores, folios de colores, post-it, lápices de colores, pegamento y cámara de fotos. Fomentando la comunicación visual, una imagen que dé cabida a la generación de miles de ideas mediante la interpretación.
  • Trabajar la metodología en grupo, compartiendo opiniones, experiencias y conocimientos. Necesaria una persona que conozca la metodología y actué como guía.
  • Para comenzar a trabajar hay que definir el espacio en el que trabajaremos. Es conveniente que sea un espacio amplio, luminoso y con paredes limpias que permita pegar y compartir las ideas, que trasmita inspiración y ambiente de trabajo creativo.
  • Para trabajar con esta metodología es vital adoptar una actitud positiva y empática con los demás componentes del grupo y con el proyecto. Ser curiosos y observadores y aprender de toda situación. Perder el miedo a equivocarnos.

En conclusión, con esta metodología se pretende lograr un equipo muy preparado, que desarrolla experiencias sencillas al menor coste, es decir llevar el producto adecuado al mercado antes que los competidores y por menos coste. El equipo humano recopila la mayor cantidad de conocimiento aprobado por los clientes en el menor tiempo posible y trabajar en el desarrollo de la solución a partir de esta recopilación. Es decir, conectar la idea con la reacción de los usuarios de manera que se acelera el desarrollo de productos.

Ya conoces al Design Thinking, ¿a qué esperas para probarlo junto a tu equipo de profesionales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *